jueves, 26 de marzo de 2015

El Grupo de Memphis

Grupo de Memphis

Ya son demasiadas las veces que he mencionado al Grupo Memphis en distintos posts sobre diseño gráfico y diseño de producto, como para que no le dedique un post en exclusiva a este minusvalorado movimiento artístico, que 30 años después de su creación vive su momento de gloria de manos de las nuevas generaciones de diseñadores.


Desde diseñadores de moda, artistas, ilustradores, diseñadores industriales y gráficos se han inspirado en este movimiento postmoderno de arquitectura y diseño industrial creado en los años 1980 por Ettore Sottsass, para crear sus mejores diseños.


Grupo de Memphis

La puesta en crisis de los valores del mundo moderno que tuvo en la década de los sesenta provoca contundentes manifestaciones que definen una nueva instancia cultural: La Postmodernidad, y en ella encontramos los fundamentos de éstas y otras manifestaciones dentro del campo del diseño.

En una década donde los artistas ya no proclaman manifiestos y las vanguardias en el arte han desaparecido, eclosionan nuevos movimientos artísticos como la Transvanguardia italiana, el Neoxpresionismo alemán, el New Spirit, los Neorománticos,... Dando lugar al Postmodernismo. Se inauguraba así una nueva era, la del individualismo, en la que ya no se atiende a unos dictados y a unas normas, solo debes rendir cuentas a ti mismo, con lo que eso conlleva: libertad total.

El Postmodernismo en el diseño se remonta a la década de los 60, justo cuando emergen el Pop, el antidiseño y las críticas de las esferas intelectuales y artísticas a diversos aspectos de la Modernidad. Sosteniendo que la arquitectura moderna carecía de sentido, ya que no poseía ni complejidad ni ironía.

Los primeros defensores del Postmodernismo argumentaban que el anterior movimiento moderno, el cual negaba el ornamento y el simbolismo, había deshumanizado al diseño, ya que en éste primaba el funcionalismo y el racionalismo.

Grupo de Memphis

A pesar de su nombre, el grupo Memphis se creó y tuvo su máxima influencia en Italia, que surgió como reacción al minimalismo y a las estrictas líneas de diseño dictadas por la Bauhaus, diseños sin color, de corte limpio y aburridos, reducidos a lo esencial, y que en ese momento aún seguían teniendo vigencia.

El 11 de diciembre de 1980, Ettore Sottsass organizó una reunión con algunos diseñadores famosos, para formar un grupo de diseño colaborativo. Se llamó Memphis después de que la canción de Bob Dylan, "Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again” sonara repetidamente durante esa tarde.

Un grupo de diseñadores y arquitectos italianos, japoneses, españoles y estadounidenses, cuyos orígenes se reconocen en el grupo milanés Studio Alchimia, uno de los baluartes de la vanguardia de los 60.

Y en el que participaron figuras tales como Martine Bedin, Andrea Branzi, Aldo Cibic, Michele de Lucchi, Nathalie du Pasquier, Michael Graves, María Sánchez, Matteo Thun, Javier Mariscal, George Sowden, Marco Zanini, Gerard Taylor, Shiro Kuramata, Massimo Iosa Ghini, Ferruccio Laviani, Hans Hollen, Laura Agnolleto y Maurizio Rusconi, Masanori Umeda, Beppe Caturegli, Alessandro Mendini, Peter Shire, entre los que destaco el diseñador español Javier Mariscal.

Sus diseños contrastaban enormemente con el funcionalismo a base de líneas rígidas y pulidas de lo que en ese momento se hacia, y que hoy reconocemos como nuestros clásicos del diseño, tales como la sillas Eames.

Grupo de Memphis

Una clara reacción al minimalismo imperante, en la que todos los diseños son muy parecidos, y según ellos carentes de personalidad e individualismo, ya sean máquinas de escribir, edificios, cámaras, vehículos, sillas,...

Aunque sus coloristas y divertidas piezas destacaban por tener un diseño caprichoso, con un toque naíf y kitsch, nada funcional, y puramente estético, una de sus pretensiones era sacar partido a los nuevos materiales que habían aparecido durante el siglo XX. Sin duda alguna Memphis sorprendió al mundo cuando presentó sus atrevidas propuestas de diseño, brillantes, coloridas e impactantes en el Salone del Mobile de Milán.

Los diseños destacaban por el uso de colores saturados y brillantes, estampados gráficos y simples, estructuras a la vista, geometría y concepciones absurdas, y antojadizas, sacrificando la practicidad de los productos y priorizando el interés de crear objetos espectáculos.

Grupo de Memphis

Memphis recibe una serie de influencias muy eclécticas, desde movimientos como el Art Deco y el Pop Art, pasando por la superficial la cultura Pop y Kitsch americana, además de una clara inspiración del Futurismo. Sus bases conceptuales se contraponían de lleno con lo que en ese momento de llamaba “Good Design” (Buen Diseño), alemán.

El grupo se formó para romper esquemas, no para gustar visualmente ni cumplir con los convencionalismos, si no para atreverse con cosas diferentes y crear con libertad. Presentaron muebles y objetos hechos de laminados plásticos, de color llamativos, estampados con motivos geométricos y o de piel de leopardo, de vidrio impreso, celuloide, tubos de neón y metales galvanizadas, lentejuelas y purpurina.

El resultado fue un conjunto de provocativas, frívolas propuestas Neopop que incursionan en el plano de lo lúdico relegando los condicionantes de fabricación y ergonómicos, convirtiéndose en muchos casos en la antítesis de lo que debe proponer un diseñador industrial, burlándose así de la noción de "buen gusto". Materiales laminados y brillantes, un uso de colores vibrantes y alegres, formas geométricas asimétricas rectas y curvilíneas dispuestas juntas de manera arbitraria.

Grupo de Memphis

Donde se combina al azar y hacen del diseño decoración pura, convirtiéndolo en una verdadera enciclopedia de materiales. Diseños postmodernos que abrazan el pluralismo cultural de una sociedad globalizada y utilizaban un lenguaje simbólico para trascender fronteras.

El trabajo del grupo de Memphis se ha descrito como vibrante, excéntrico y ornamental. Fue concebido por el grupo para ser un “capricho” que, como todas las modas, acabaría muy rápidamente.

Memphis fue concebido más como una moda que como un movimiento académico y al igual que muchas modas rápidamente llegaría a su fin, en 1988 Sottsass disuelve el grupo, no se si motivado por la recesión económica en la que se pedía funcionalismo y racionalidad, o por el rechazo de la sociedad ante lo que consideraban un movimiento bizarro y de mal gusto.

Dejando el camino libre una vez más a la nueva tendencia de los 90, la silenciosa pureza del minimalismo, la evolución lógica del racionalismo alemán, de la Bauhaus, volviendo así a la seriedad y racionalidad de la forma y el lenguaje.

Grupo de Memphis

Sin embargo, y como comentaba al inicio, ha seguido influyendo en diseñadores décadas más tarde. Memphis fue el preludio intelectual de lo que acontecería en el mundo de la moda y el diseño en las primeras décadas del siglo XXI. En plena era del individualismo, el estandarte es Memphis, rescatándose la parte puramente estética del movimiento, de manera gradual hemos visto como nuestros creativos han ido introduciendo las estructuras, formas y tonos que guiaron a este influyente movimiento Memphis.

Desaparecidos los padres del Good Design, los 80 se convierten en el referente de las nuevas generaciones, son por así decirlo los padres fundadores de las bases del diseño actual, adoptando como propio el lenguaje visual del Grupo de Memphis, un lenguaje perfecto para una época frívola y provocadora llena de personajes insurgentes, donde todo vale y nada debe justificarse, el capricho es el rey de la fiesta.

"No es una coincidencia que la gente que trabaja para Memphis no persiga una idea metafísica de la estética ni una idea absoluta de ningún tipo, mucho menos de eternidad. Hoy todo lo que uno hace se consume. (Memphis) se dedica a la vida, no a la eternidad"
, dijo Sottsass, decidido a derribar el aura sagrada del diseño.

Tetera cerámica, Marco Zanini

Grupo de Memphis

Frutero Onion, Nathalie Du Pasquier

Grupo de Memphis

Jarrón cerámica Cucumber, Martine Bedin

Grupo de Memphis

Jarrón porcelana Carrot, Nathalie Du Pasquier

Grupo de Memphis

Cuenco cerámica Cauliflower, Nathalie Du Pasquier

Grupo de Memphis

Silla Palace, George Sowden

Grupo de Memphis

Totem Menta, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Mini totems, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Tetera, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Mesa auxiliar Continental, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Estanterías D'antibes, George Sowden

Grupo de Memphis

Mesa auxiliar Brazil, Peter Shire

Grupo de Memphis

Mesa auxiliar Polar, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Butaca Bel Air, Peter Shire

Grupo de Memphis

Cama Horizon, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Sofá Big Sur, Shire

Grupo de Memphis

Lámpara Super, Martine Bedin

Grupo de Memphis

Lámpara de mesa Oceanic, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Lámpara Tahiti, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Lámpara Ashoka, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Plato cerámica The Lettuce, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Jarrón cristal veneciano Alioth, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Jarrón cristal murano Amaltea, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Mesa auxiliar Flamingo, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Jarrón Alcor, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Estantería Carlton, Ettore Sottsass

Grupo de Memphis

Jarrón Tanganika, Marco Zanini

Grupo de Memphis

Jarrón Victoria, Marco Zanini

Grupo de Memphis

Mesa auxiliar Kristall, Michele De Lucchi

Grupo de Memphis

Acusados muchas veces de crear un movimiento superficial, sin base conceptual o teórica, de diseñar piezas de mal gusto, que a mi entender no son acusaciones, sino descripciones, ya que ser superficiales e ilógicos era su razón de ser, en la que piden un poco de caos y libertad ante tanto orden y racionalismo. Memphis sirvió para poner un poco de equilibrio en el mundo del diseño. En cuanto a lo del mal gusto, allá cada cual si les emocionan o no las piezas, a mi particularmente me fascinan.

En plena decadencia, donde no se atiende a razones, ni normas, donde la ética, la moralidad y el sentido común han desaparecido, y el capitalismo y consumismo nos gobiernan sin contemplaciones, tiene todo el sentido el renacimiento del grupo de Memphis.

Vivimos en tal decadencia, que incluso hemos llegado a banalizar y frivolizar más, si cabe, a este movimiento, los resultados son maravillosos. Muchos se plantean este renacer como un reflejo de una situación social y económica parecida a la de los años 80. Sin embargo es evidente que vivimos una situación totalmente distinta, vivimos en una sociedad carente de valores y moralidad, caprichosa e individualista, y que gira entorno al consumismo, no existe la responsabilidad y el caos domina el mundo, en esta situación era lógico que tomásemos prestado el lenguaje de Memphis, y nos lo hiciéramos propio.

Además de encontrarnos en una época que, carentes de manifiestos, hacemos constantes revisiones al pasado. Así que no es de extrañar que la ya no tan joven disciplina semiartística del diseño gráfico haya sucumbido al encanto, colorido y la espontaneidad del Grupo de Memphis. De ellos prometo hablar pronto, para ver todos sus geniales trabajos.

Dónde comprar | Memphis Milano
Vía | Memphis Milano, Grupo Memphis, Ettore Sottsass, Memphis Group y Memphis Group.

Puedes seguir mis posts a través de:
follow us in feedly
Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escrito por:

Mi foto

DIY-er, diseñadora gráfica, editora de contenidos del blog de diseño y arte Maria Victrix, foodie y una apasionada del arte y el diseño en general, y de la fotografía, la ilustración, el packaging y el diseño de producto en particular. Disfruta de mi pequeño espacio tanto como yo, espero que encuentres algo de inspiración en él!
Blogging tips